Visitar Europa resulta fascinante  por cuanto te permite conocer la cultura de una gran cantidad de ciudades en el país, entre las que encontrarás modernas ciudades que al mismo tiempo son interesantes ciudades históricas. Hoy te invitamos a conocer algo sobre Brno en República Checala ciudad se conoce como  Berno, Brünn en alemán y  es la segunda ciudad en importancia de la República Checa. Encantadora ciudad que se encuentra a 40 kms de Austria y 60 km de Eslovaquia, en lo que conforma la llamada  región de Moravia, de la que es la capital. Un precioso paisaje checo nada menos que en la zona de unión de los ríos Svitava y Svratka.

La historia de la ciudad de Brno en República Checa,  se remonta a la prehistoria y se sabe que pasó a ser una ciudad alrededor del año 1243, fue hasta el siglo XIII cuando fue poblándose con gente recién llegada de otras partes de Europa y para el siglo XVI formaba parte de lo que era el gran imperio de los Habsburgo.  Encantador destino europeo, tiene una importante y variada vida cultural, una deliciosa gastronomía y a lo largo del año se celebran en ella toda una variedad de festividades tradicionales.

Hay que recorrer el centro de Brno en República checa, en donde se pueden admirar construcciones de antiguedad que conforman parte importante de la historia de esta vieja ciudad europea como lo son, la  Estación Central, la Catedral, la Fortaleza Špilberg y la plaza de Moravia, con centro en la Plaza de la Libertad. Importante parada en nuestro recorrido por Brno es visitar la llamada Villa   Tugendhat,  declarada por su belleza arquitectónica como  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2002.

catedral de brno

También se puede conocer el Monasterio donde el monje Gregor Mendel, trabajó en lo que con el tiempo se conocerían como las  leyes de Mendel, un gran avance en el estudio de la genética. También es importante en el trayecto de turismo por Brno conocer la fábrica de cerveza Starobrno, donde igual pruebas la cerveza que disfrutas de deliciosos platos del país. El centro histórico de Brno es una deliciosa estampa de vieja ciudad europea que se une a sus aspectos más modernos como ciudad de hoy, una experiencia viajera que disfrutar al visitar la República Checa.

Imagen: Catedral de Brno