San Marino(1)

San Marino es uno de esos sitios que nadie se plantearía visitar por sus propios medios, pero que así y todo posee la capacidad de enamorar a cuanta persona le ha podido recorrer, especialmente en cuanto a lo que hace a su capital homónima, y más que nada al centro histórico de la misma, donde se hallan algunos de los puntos históricos y culturales más importantes a nivel nacional.

Por ejemplo, uno de los sitios que nunca podemos dejar de recorrer cuando nos encontremos en San Marino, tiene que ver con la denominada Puerta de San Francisco, también conocida a nivel local como “llamada del Loco”, muy cerca de la Catedral de San Francisco, una de las más importantes del país, y cuya construcción finalizó hace más de 500 años, conservando en su interior algunas impresionantes representaciones pictóricas de la época.

Por lo demás, tampoco podemos dejar de señalar como un recorrido sustancial desde lo turístico, el del mencionado “Palazzo Pubblico”, que no es otra cosa que el Ayuntamiento de la ciudad, el cual a su vez se encuentra rodeado de numerosos museos, además de que en la misma zona se hallan hasta tres castillos de los más antiguos del país, los de Guaita, Cesta y Montale.

Incluso, podemos encontrarnos en la zona con el Palacio de los Capitanes, la Plaza del Titán, Plaza de Garibaldi (monumento al patrono del país), el Monasterio de Santa Clara, y otra infinidad de espacios culturales e históricos, que cuentan con la ventaja de que se encuentran tan cerca uno de otro, que dos o tres días nos bastan para poder conocerlos en profundidad.

En tal sentido, no se puede dejar de señalar que de los tres millones de personas que recorren esta ciudad cada año, la mayoría de ellas lo hace por segunda o tercera vez, debido a la hermosura de los sitios que se pueden visitar y de la tranquilidad de los pobladores locales, con una mayoría de visitantes italianos.