Actualmente el Coliseo se ha liberado del tráfico vehicular y de todas sus consecuencias. El cierre al tráfico de vehículos privados en un tramo de la avenida de los Foros Imperiales ha sido una importante decisión que se venía evaluando desde hace un tiempo.

La iniciativa se ha tomado gracias al Ayuntamiento de Roma buscando revalorizar el espacio en el que se encuentra uno de los monumentos históricos más importantes de todo el planeta.

Los vehículos privados tienen totalmente prohibido pasar por la zona, según lo declarado por el alcalde Ignazio Marino esto es el comienzo de un gran sueño y de una gran revolución que vivirá la ciudad. Únicamente podrán circular por el lugar los medios de transporte públicos y los vehículos de emergencia. Todos aquellos que no pertenezcan a las categorías antes mencionadas deberá pasar por las calles colindantes.

Nueva medida vehicular

El cambio será muy significativo para los romanos ya que la Avenida de los Foros Imperiales es una de las arterias más importantes de circulación dentro de la ciudad.

Una curiosidad: el último vehículo que ha pasado por la zona fue un Smart gris.

Luego de haber cerrado la circulación algunos conductores se comenzaron a confundirse, algo totalmente normal y previsible. Cabe destacar que no faltó el distraído que no conocía la iniciativa, pero enseguida siguieron las indicaciones de los efectivos de la policía municipal que se encontraba trabajando en el lugar.

Fueron muchas las voces que se levantaron a favor de la medida y otras en contra, las negativas remarcaban que el nuevo ordenamiento era un verdadero ‘lío’, además de denunciar que no se habían colocado las señales de tráfico necesarias para indicar le nuevo sentido de la circulación.

Para celebrar la nueva circulación desde el Ayuntamiento de Roma se ha organizado diferentes actividades.

Foto | Flickr