Aún es de día cuando aterrizamos en el aeropuerto de A Coruña.  La ciudad parece pintada por una luz de Otoño y la Torre de Hércules a lo lejos nos da la bienvenida, como hizo siglos atrás con  el Duque de Lancaster y otros  peregrinos ingleses que empezaban aquí el camino al Jubileo.

Pero la torre estaba antes de que llegaran los primeros peregrinos. Ahora somos nosotros los que llegamos en una peregrinación diferente, dispuestos a conocer As Mariñas, la comarca que envuelve y acompaña a la ciudad de A Coruña.
Beach – Playa de Riazor, La Coruña HDR

Foto de marcp_dmoz

La tarde es para emular a los peregrinos y recorrer a pie el camino inglés que recorre A Coruña, con  parada en Santa María de Cambre , el templo románico del siglo XII

Ya de noche, nada mejor que tomar un pulpo regado por un buen ribeiro en los alrededores de la plaza de Maria Pita.  El sábado será largo en nuestra particular peregrinación por As Mariñas.

Como casi todos los peregrinos urbanitas amanecemos con ganas de playa y el rio Mero nos acompaña en nuestro camino. El silencio en el Pozo da Campana nos confirma que ante nosotros sólo habrá un fin de semana de cultura y placer. Visitado Cambre, nos espera el estuario del Mero donde confluye con la ría del Burgo y confluye también la historia, que nos llevará  desde los petroglifos da la Pena da Nosa Señora a Santa María del Temple.

Es hora de un alto en el camino y cambiar de rio y de ría. En la parte occidental de la Comarca de Las Mariña nos espera la playa de Gandarío, donde pasamos la tarde. Con los últimos rayos de sol ponemos rumbo a Sada, donde disfrutaremos de la última noche de nuestro camino.

El sol siempre brilla más fuerte los domingos. Hay que aprovechar las últimas horas en la comarca de As Mariñas.  Dejamos atrás Sada y  camino de A coruña paramos en Oleiros para decir adiós al mar que sabemos que vamos a extrañar.

Los peregrinos modernos vuelven a Madrid con el alma en paz y la mochila llena de mar, de playa, de bosques, de historia… As mariñas será para los peregrinos el lugar donde encontrar la paz