-

Islas Egades, un destino turístico protegido

Vacaciones en las islas Egades

Cuando hablamos de islas en el Mediterráneo, probablemente pensemos en las islas griegas en primer lugar y seguidas por las Baleares, pero lo cierto es que Italia también posee hermosísimas ínsulas que albergan destinos turísticos auténticamente encantadores, como es el caso de las islas Egades, consideradas un Área marina Protegida, que se extiende cercana a las costas de Sicilia, conformada por la trinidad de Favignana, Lavanzo y Marettimo.

Isla de Favignana

Favignana es de las mayores islas de las Egades, y sin dudas de las más concurridas, pues además de poseer un entorno muy agradable y repleto de historias y cultura local, entre las que se destacan la de consumir el atún en prácticamente todos los platos de la gastronomía isleña al tratarte este pescado una de las principales especies que se pescan, Favignana posee además un interesante acervo arqueológico submarino, que obliga a zambullirse en una sesión de buceo para admirar los vestigios de cientos de accidentes navales y batallas que se han sucedido en estas costas durante miles de años.

Y todo estos in olvidar las magnificas playas de la isla, que te aseguran una deliciosa tarde de baños de mar y sesiones de bronceado.

Isla de Lavanzo

Vacaciones en las islas Egades

Por su parte, Lavanzo es un destino de relax y tranquilidad dentro de las Egades, con un pueblito encaramado en las montañas y atravesado por la principal y única avenida, que ofrece hermosas vistas del mar circundante.

El entorno de la isla es más bien agreste, lo cual intensifica su atmósfera de calma que permite disfrutar al máximo de sus varias calas que funcionan como balnearios privados naturales, o charlar con los locuaces locales en los pequeños barcitos del pueblo.

Además, Lavanzo posee la gruta Genovese, una cueva con pinturas rupestres que atestiguan la presencia del hombre en la isla desde hace más de 10.000 años de antigüedad.

Isla de Marettimo

Vacaciones en las islas Egades

Mientras que Marettimo es una de las más alejadas, pero también de las más bonitas a opinión de muchos, especialmente debido a su entorno más natural y apenas poblado. Unos cuantos puntitos blancos señalan a la distancia las viviendas de los lugareños, mientras que el resto es completamente un espacio natural que se presta de forma perfecta para la practica del trekking y la exploración, principalmente por las variadas grutas de la isla, o en las ruinas romanas que se encuentran en uno de los puntos más altos de Marettimo.

Lo último...