Muy cerca de la ciudad de Cuenca, en Ecuador, a solo 33 km se encuentra el Parque Nacional El Cajas. Un paraíso con más de 200 lagunas, cientos de ríos y una rica fauna.

El Parque Nacional El Cajas es uno de los lugares más visitados del país. Y no solo por la tranquilidad que ofrece sino porque cuenta con multitud de senderos y rutas para pasar un día en familia haciendo senderismo. ¿Quieres conocer más sobre este parque nacional?

Camino Inca del Parque Nacional El Cajas

Cuenta con numerosos senderos para recorrer pero el más famoso es una ruta de 4 kilómetros perteneciente a la antigua ruta Inca. A lo largo de ésta, encontrarás cabañas para acampar y así poder pararte y disfrutar de la naturaleza. Además, la climatología de esta zona es poco estable y nunca sabes cuándo puede caerte un chaparrón.

En el siguiente mapa de la web oficial del Parquenacionalelcajas.com puedes encontrar diferentes rutas y senderos.

Parque nacional el cajas
Foto: Parquenacionalelcajas.com

Laguna de Lagartococha

En sus orillas es posible acampar y, por tanto, el lugar es muy concurrido por aquellos amantes de la pesca deportiva. Al lado de esta laguna se encuentra, además, la “Cueva de los Muertos” bautizada así porque viajeros de hace más de un siglo murieron en ella víctimas del paludismo. Que no cunda el pánico… ¡fue hace siglos!

Mirador de Avilahuayco

Hace a la vez de mirador y atalaya; el panorama que ofrece desde su cumbre es muy atractivo ya que desde allí se observan “las cajas” que dominan toda la zona.

Parque nacional el cajas
Foto: Wikipedia

Loma de Tres Cruces

Es una de las partes más altas del Parque donde se encuentra la divisoria de aguas entre aquellas que van hacia el Amazonas y las que avanzan hacia el Pacífico . El Camino de García Moreno cruza por allí y la tradición cuenta que debe su nombre a los muchos muertos que intentaron dormir en el lugar durante su viaje desde la costa, pero que por el intenso frío de la noche no lograron ver el amanecer.

Laguna Taitachungo (Mamamag)

Verás que hay algunos senderos que conducen a ella. Desde aquí se puede seguir un trecho del Camino del Inca hacia la cueva de Luspa. En Mamamag se han encontrado otros restos de construcciones preincaicas representados por gradas de piedra y cimientos de algún tipo de edificación, presumiblemente cuartos para pernoctar; más que viviendas, estas construcciones parecen haber servido de tambos, refugios de viaje, dado que el sitio es clave para el paso hacia la costa.

Ya sabes, un nuevo lugar para añadir a tu itinerario de viaje cuando te escapes a Ecuador. Las Islas Galápagos o la Isla de Plata de las que os hablábamos en anteriores post… ¡ya tienen competencia!