Cada verano, Ottawa se transforma. Año tras año, de octubre a mayo el Canal Rideau abre todas sus compuertas para el goce no sólo de canadienses, sino de todos los viajeros amantes de la navegación.No sólo puedes disfrutar de la ceremonia del cambio de Guardia, herencia de su legado inglés, frente al Parlamento Canadiense, sino que puedes remar o navegar en el Canal Rideau (considerado Patrimoni de la Humanidad por la Unesco) alrededor de la capital o puedes recorrer sus casi 200 kilómetros da largo, y explorar el río Ottawa hasta su desembocadura en el Lago de Ontario, en la pequeña ciudad de Kingston y disfrutar los festivales de verano que se celebran en los principales poblados de la provincia de Ontario.

El clima favorece el recorrido por este canal, que fuera construído en defensa de una posible agresión estadounidense e inagurado en 1832. Es una forma diferente de tomar sol y contemplar los distintos paisajes urbanos y campiranos. Puedes alquilar un bote y visitar los poblados que cruza. Degusta los deliciosos quesos y la famosa miel de maple en Perth, súmate a un recorrido de leyendas en Merrickville o disfruta del desfile de botes antiguos clásicos en Manotick. Además, podrás experimentar la vida a la orilla del canal y sorprenderte por la compleja tecnología que se usó para su construcción. Será una divertida y activa lección de historia. (www.rideauheritageroute.ca)