Beijing es la capital de China, centro de las diferentes miradas del mundo. Conocerla es poco tiempo es todo un desafío ya que la ciudad cuenta con miles de sitios interesantes. Nosotros te resumiremos todos ellos para que no tardes más de tres días en conocer una cultura muy especial.

Puedes comenzar el recorrido por la Plaza de Tian Anmen, considerada la más grande del mundo. Cuenta con la escala de diferentes monumentos como el Mausoleo de Mao, el lugar es muy visitado por miles de turistas.

Continua paseando mientras pasas por la gran cantidad de vendedores que te ofrecerán productos de una variedad increíble. Verás como poco a poco te diriges a la Ciudad Prohibida, también conocida como Museo Palacio. El lugar ha sido declarado como Patrimonio d la Humanidad por la Unesco en el año 1987.

ebijing

Accede a este sitio por la Puerta de Tian Anmen, que se encuentra protegida por un gigantesco mega retrato de Mao Tse Tung.

La Ciudad Prohibida está llena de edificios y museos que fueron ocupados por cortesanos y emperadores. Los habitantes menos privilegiados habitan en los Hutong, llamativas calles que conforman el casco antiguo de Beijing.

Luego de una noche de descanso puedes pasar gran parte de un día recorriendo la Gran Muralla China. Un sitio reconocido internacionalmente formada por diferentes tramos y rutas que se pueden visitar de manera independiente o mediante diferentes tours guiados.

Una de las partes más visitadas es Badaling, lo mismo que Mutianyu y Simatai (la dos últimas muy bonitas pero con mucha menos cantidad de turistas).

No puedes abandonar Beijing sin visitar el Templo del Cielo. Un sitio rodeado de un apacible paisaje, donde los emperadores solían dirigirse a realizar sus plegarias para obtener buenas cosechas.

El Templo de Yonghe es uno de los monumentos del budismo más reconocidos.

Foto | Flickr