Fueron muchos años de bloqueo y restricciones para los viajes a Cuba, pero finalmente Estados Unidos ha comenzado una nueva etapa diplomática intentando abrir las puertas a los viajes y la economía con la isla. Una de las jugadas más arriesgadas de Barack Obama en los últimos años que marca una nueva etapa que seguramente traerá beneficios y complicaciones a la realidad cubana.

De acuerdo a los expertos en turismo, Cuba recibirá el doble de turistas a lo largo de 2015. La flexibilización de las restricciones de viaje fue uno de los grandes anuncios del gobierno cubano y estadounidense en los últimos días y ya se están preparando las instalaciones hoteleras para recibir a los nuevos contingentes.

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Complicaciones en los viajes a Cuba

Los turistas que llegan a Cuba pueden esperar varios elementos clásicos de la hotelería internacional, pero lo cierto es que la realidad de Cuba es mucho más compleja de lo que parece. Al menos a la hora de recibir a los turistas extranjeros. Desde las oficinas de turismo en Estados Unidos indican que ya no hay más habitaciones disponibles en los pocos hoteles de gama alta que cumplen con estándares internacionales en La Habana y alrededores.

Por supuesto que los viajeros pueden ir de todas formas y hospedarse en cabañas, casas de familia u hoteles más pequeños, pero eso significa sacrificar algunos lujos que toman por habituales y que en la isla todavía no se han expandido, como es el caso de las toallas húmedas en los baños.

Si los turistas duplican su presencia eso implicará nuevas complicaciones en el segmento hotelero, pero se trata de complicaciones necesarias para el crecimiento de la industria hotelera. Solamente a partir de la inversión podrán los hoteles y negocios mejorar su calidad, y ahora que se ha levantado parte del embargo y las restricciones el futuro de inserción de Cuba parece cada día más cercano.