Villa Ada es uno de los parques más bellos de Roma. Está ubicado en una zona de gran extensión en el norte de la capital italiana y se extiende por 160 hectáreas, incluso es más grande que Villa Borghese. El territorio ha estado ocupado desde tiempos de la Roma clásica y al día de hoy es un punto de interés muy visitado por familias y grupos de amigos.

En el siglo XVII este parque supo funcionar como el célebre Colegio Irlandés y su zona de explotación agrícola. Más tarde fue comprado por la familia Pallavicini, a fines del siglo XVIII. También fue propiedad de la familia de Saboya entre los años 1872 y 1946, para finalmente pasar a formar parte del espacio público.

villa-ada

Naturaleza y arquitectura en Villa Ada

El parque de Villa Ada no es solamente uno de los espacios verdes más bellos de Roma, también posee algunos edificios neoclásicos de belleza notable como el Templo de Flora y la Villa Polixena. Pero más allá de las construcciones lo que más atrae de Villa Ada es su frondosa vegetación.

Hay numerosos senderos y caminos que recorren de una punta a la otra este magnífico parque, zonas especialmente diseñadas para la práctica deportiva y bancos y zonas de descanso y relajación para disfrutar un día increíble al aire libre.

Entre las numerosas actividades que se realizan en el parque hay que mencionar los paseos en canoa por la laguna artificial, la práctica de equitación o la piscina donde se puede disfrutar de un baño en días calurosos.

Hoy en día una parte de Villa Ada pertenece a la Embajada de Egipto, convirtiéndose en una de las embajadas más hermosas en Roma porque a su alrededor se extiende este hermoso parque que con el paso de los años gana popularidad como un punto de interés imperdible en la ciudad. Si te gusto el recorrido de esta nota, comparte con tus amigos.