- patrocinador -

Una de las ciudades que no debes dejar de visitar en América Latina es Santiago de Chile, pues es una de las más modernas como también una de las más interesantes para descubrir. Si vas a viajar a esta ciudad por primera vez y no sabes qué ver, no te preocupes, pues aquí te diremos qué no debes perderte.

En primer lugar, te recomendamos que empieces desde el casco histórico de la capital. Santiago tiene muchos lugares, pero este es un excelente punto de partida para recorrer la ciudad si sales desde el centro en la Plaza de Armas, por lo que es recomendable que encuentres alojamiento allí.

Mientras más cerca estés, más elementos tendrás para visitar después de que tomes un pequeño desayuno típico a la chilena, en alguno de los bares adjuntos a la plaza como es un pan con palta (aguacate) y café.

Aquí, cercano a la plaza, vas a conseguirte con los edificios más emblemáticos de la historia chilena. Luego, puedes caminar un poco a pie para llegar al famoso Palacio de la Moneda, y si llegas antes de las 10 de la mañana, tendrás la suerte de ver el famoso cambio de guardia de la casa de gobierno.

También puedes aprovechar para darle un recorrido a la Catedral Metropolitana de Santiago, la cual es una de las joyas arquitectónicas del país y donde puedes encontrar la cripta arzobispal o las de personajes famosos de la historia chilena como Diego Portales y José Tomas Ovalle.

Después de esto, puedes dirigirte al famoso Cerro Santa Lucía, desde el cual se le dio fundación a toda la ciudad de la mano de Marcó del Pont. Allí podrás conocer toda la historia de Santiago de Chile desde ambos fuertes y el Castillo Hidalgo.

El lugar dispone de bellas fuentes y monumentos que vale la pena fotografiar como la Fuente de Neptuno, así como también puedes tener vistas a lo que fueron las vías del ferrocarril y dar con vistas panorámicas hacia la Alameda o la plaza Pedro de Valdivia.

Bajando del cerro, puedes aprovechar para acercarte al Barrio Lastarria, uno de los más turísticos de Chile, el cual está repleto de cafés, centros culturales, museos y es un grandioso punto para disfrutar de la verdadera gastronomía chilena.

Cerca de allí, puedes ir hacia el Paseo Bandera, una calle de más de 400 metros llenos de coloridos diseños y mobiliario urbano, dando una exquisita diversidad a la ciudad.

Por la misma calle podrás encontrarte con edificios como la Bolsa de Comercio como los Palacios de Tribunales de Justicia.

Después de este recorrido, puedes dirigirte al Parque Metropolitano de Santiago, el cual es el eco-parque más grande de todo Latinoamérica. Aquí puedes conseguir un abanico de atracciones como son el Teleférico de Santiago, la piscina del cerro Tupahue y el Funicular de Santiago.

Es una excelente opción para pasear con los más pequeños. Aquí también conseguirás el Zoológico Nacional de Chile, el cual es el más grande del país y que siempre tiene más de 7 exhibiciones abiertas al público.

Entonces, como puedes ver, Santiago está llena de excelentes opciones para visitar, pero si es la primera vez que vas a la ciudad, estos puntos deben ser obligatorios para ti. Recuerda alojarte cerca de ellos para tenerlos cerca durante toda tu estadía.

Y si no dispones de mucho tiempo en Santiago o sólo estás de paso por la capital, visitar Santiago con un free tour puede ser tu mejor opción, ya que con los guías podrás aprovechar el tiempo con un excelente recorrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here