- patrocinador -

Palma es una ciudad donde siempre hay cosas que hacer los 365 días del año, independientemente del clima. Ofrece grandes atractivos turísticos convirtiéndola en una ciudad única. Pero además de esto, también ofrece numerosos planes de interior para realizarlos con los más pequeños de la casa en esos días donde la lluvia no deja de caer. Podemos encontrarnos desde actividades adrenalínica como saltar en camas elásticas, hasta más tranquilas como una merienda en una divertida cafetería. En el caso de que no sepáis que hacer en esos días, hoy os dejamos algunos interesantes planes que pueden seros de gran ayuda.

Magia, circo y mitología en la oferta teatral de la temporada

El teatro puede ser una gran solución para ir con los más pequeños. En el Teatre Principal hay obras programadas como “Vida” o el concierto de la animadora infantil Damaris Gelabert. Pero una de las funciones más aclamadas por el público infantil son las de magia. El mago Jorge Blass estará en el Auditorium para dar la bienvenida a la Navidad con un espectáculo pensado para los más pequeños.

Descubrir los museos y edificios históricos de la ciudad

Palma también presenta una gran oferta cultura con más de veinte siglos de historia. Edificios como la Fundació Miró, el Museo Fundación Juan March, el Castillo de Bellver o el Palacio Real de La Almudaina son capaces de ‘conquistar’ a los más pequeños de la familia, tanto por su atractivo como por sus colecciones y programas para niños

Una visita ‘submarina’ al Palma Aquarium

A solo 15 minutos en coche de la capital balear y a 500 metros del mar se encuentra el Palma Aquarium, un lugar que aguarda 8.000 ejemplares de 700 especies distintas procedentes del Mediterráneo y los océanos Índico, Atlántico y Pacífico. Un mundo ‘submarino’ que también organiza actividades para toda la familia fomentando en respeto hacia el mundo marino, su biodiversidad y el medio ambiente. Imperdible el espectáculo AquaDome, que tiene lugar en una cúpula de casi 250 metros cuadrados, en la cual puede observarse la vida de las ballenas jorobadas en un impresionante efecto 3D.

Hakunamatata park, 700 m2 de de diversión para disfrutar del ‘tardeo’ con los peques

Este parque infantil, abierto en 2006, tiene como uno de sus máximos atractivos una gran piscina de bolas con toboganes. Aun así, el Hakunamatata park, tiene mucho más que ofrecer a los más pequeños – y a sus padres – para disfrutar del ‘tardeo’ (las tardes-noches de ocio, como se dice en Palma). En sus más de 700 metros cuadrados de superficie pueden encontrarse atracciones como una tirolina, cañones de aire, camas elásticas o una zona deportiva con un campo de fútbol y una pista de baloncesto.

“Cinebebés”, un cine adaptado para los bebés

En este caso consiste en sesiones especialmente organizadas para que madres y padres puedan acudir con sus bebés al cine. Se proyectan películas para el público adulto y películas infantiles, según encuestas elegidas por las mamás y papás.

Chefs(in)Kids, para los que disfrutan “con las manos en la masa

Chefs(in) ha ideado un programa de talleres y actividades culinarias para los pequeños amantes de la gastronomía. Chefs(in)Kids son encuentros en los que los más pequeños pueden trabajar en equipo para aprender nuevas recetas y técnicas, descubrir los sabores de la comida mediterránea o conocer a grandes chefs y cocinar con ellos. Se llevan a cabo en distintos establecimientos que se ofrecen como anfitriones y se alzan como una sabrosa actividad para disfrutar de un fin de semana a cubierto.

Can Joan de S’Aigo y Cafetería Museo Transilvania, diferentes opciones para merendar

Ir a merendar es un plan simple y tradicional, pero que gusta por igual a mayores y pequeños. Pero si además de los productos se puede vivir una experiencia nueva y divertida, la propuesta gana puntos. Can Joan de s’Aigo es uno de los comercios emblemáticos de la ciudad, que destaca por su historia y su buen trato al cliente: todo un ‘imprescindible de Palma’ donde degustar deliciosos helados y un inacabable surtido de pastelería y repostería típica, así como chocolate caliente para mitigar las bajas temperaturas. Por su parte, la Cafetería Museo Transilvania ofrece, además de una suculenta merienda, la posibilidad de admirar colecciones figurativas y pictóricas del mundo del terror.

Manualidades y talleres dinámicos para niños

El taller palmesano CreaTeva ofrece interesantes talleres para fomentar el aprendizaje de los niños a la vez que se divierten – y, a la vez, se resguardan de la lluvia y el frío -. Entre la oferta de actividades destacan los talleres de costura, idóneos para trabajar la capacidad de aprender concentrarse y aplicarlo en su día a día o el taller de manualidades creativas, un entretenido pasatiempo que ayuda a desarrollar destrezas y habilidades entre los más pequeños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here