En Austria hay muchas hermosas ciudades que atraen el turismo cada año, una de ellas es la capital del Tirol, la ciudad de Innsbruck  en el valle del Inn. En una zona rodeada de montañas  Nordkette, Patscherkofel  y Nockspitze. Una hermosa estampa navideña cuando llega el invierno, por el manto blanco de nieve y el frío que se siente en la ciudad.

Precisamente por su clima, es que es más conocida Innsbruck porque en ella se celebran todo tipo de eventos y se practican deportes invernales. Es una ciudad bastante fría por altitud y posición, en donde la media anual es  de 9 °C. En Innsbruck Austria, los inviernos son más fríos que  en el resto de países de Europa con una temperatura que alcanza  -7 °C, con nevadas. No especialmente cálido es el verano que suele ser inconstante, puede ser fresco que igual puede ser frío o soleado. La noche veraniega es fresca y la temperatura baja.

Además de la rica cocina austriaca una de las más mejores ocasiones de disfrute en Innsbruck Austria, hay que conocer sus principales puntos de interés como el Goldenes Dachl o Tejado dorado,  Kaiserliche Hofburg o Corte Imperial, Hofkirche o Imperial Church, con el cenotafio de Maximiliano I, el   Altes Landhaus  que es el edificio del antiguo parlamento del Estado federal, el  Tiroler Landestheater Innsbruck, el teatro principal de Innsbruck.

innsbruck austria

Hay muchos vuelos que te acercan a Innsbruck de otras ciudades de Austria, y también se puede llegar a ella procedente de Viena que dista 475 kms por una amplia y moderna carretera. Igualmente hay conexiones desde y hacia Innsbruck vía Viena desde Londres, París y Frankfurt. Diariamente buses hacen recorrido entre Innsbruck y el Aeropuerto. Sin duda alguna, una ciudad atractiva en que esquiar y practicar deportes de invierno, y conocer la cultura austríaca.

Imagen: Wikipedia