-

Bañarse en el mar Báltico

horta

Situada en Dinamarca encontramos una extravagante construcción que pretende brindar una opción diferente para todos los amantes del mar.

El lugar conocido como Kastrup Sea Bath consiste en un sector cerrado sobre la playa, el cual imita una piscina, sólo que está sobre en el mar.

Este recinto se encuentra más específicamente en Copenhague y consiste en un armazón construido en madera llamado “El Caracol”. Creado por la firma White Architects, propone una mayor comodidad a la hora de tomar un baño.

horta

El acceso al lugar es libre y en el muelle previo se pueden encontrar vestuarios, baños, sectores iluminados, entre otras características que hacen de este sitio un entorno muy especial.

La belleza de la obra puede ser apreciada también de noche, la cual brinda una imagen hermosa en un entorno mágico tanto para los valientes que se animen a sumergirse en las gélidas aguas del mar Báltico como para todos los visitantes de esta ciudad capital.

Vía Arkinetia

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...
Artículo anteriorEl Vaticano en una exposición
Artículo siguienteFestejos en Bruselas