Los parques estatales y bosques públicos ofrecen escenarios increíbles, con cabañas y lugares para acampar.

Te ofrecemos una lista de algunos de ellos:

–Bosques y cascadas: el parque estatal Fall Creek Falls es un terreno de 8000 hectáreas en Tennessee que tiene la cascada más alta al este de las Rocky Mountains, además de varias cascadas menores que ameritan una caminata para conocerlas todas. Ofrecen cabañas, lugares para acampar, campo de golf de 18 hoyos y un hostal de 145 cuartos.

–Cañones Profundos: el Coconino National Forest en Arizona no tiene el esplendor del Gran Cañón, pero se acerca bastante, desde su plantío de pinos ponderosa que caen en cañones profundos hasta las características rocas rojizas. Este parque nacional tiene más de 100 años y pesca de trucha de primera, cabalgatas y campamento.

–Montañas y Ríos: Eldorado National Forest está en la Sierra Nevada de California. Áreas para picnic, rampas para botes y cabañas, colinas para caminar, cañones y mil kilómetros de corrientes para pescar.

–Cowboys, indios y bisontes: el Custer State Park en Dakota del Sur tiene cabañas, y lugar para acampar. Hay varias formaciones rocosas, y está el arroyo French Creek donde en una expedición se descubrió oro en 1874. Vislumbra erizos, guajolotes y antílopes. La atracción principal es una manada de 1500 bisontes. No te pierdas de los tours que te permiten acercarte tan cerca que podrás olerlos.

–Pilares enormes: las chimeneas de piedra arenisca parecen extraterrestres en este parque de Utah. Los pilares rocosos se convierten del color blanco en la mañana, al acanelado rojo de la tarde. Hay 67 pipas de arena que van desde los dos a los 50 metros de altura en 1200 kilómetros de terreno. Escala, anda en bicicleta y acampa. Su nombre es Kodachrome Basin State Park, y fue bautizado por la National Geographic Society.

Información: www.buyusa.gov