horta

A pocos kilómetros de la ciudad peruana de Trujillo, en el norte peruano, más precisamente en lo que se llama el Valle de Moche en el Departamento La Libertad, se encuentra una antiquísima reliquia precolombina llamada Chan Chan que significa Sol Sol.

Se trata de una ciudad de barro construída durante los siglos XII y XIV por los Chimú, constituyéndose en el asentamiento más importante hasta la llegada de los Incas a fines del siglo XV.

Estas impresionantes construcciones, que obviamente en la actualidad son ruinas, en su época conformaron un rectángulo con diez ciudadelas en su interior contenidas por una gran muralla y comunicadas entre sí por caminos internos, y que llegó a ocupar alrededor de 20 km2. La zona principal era de propiedad del Rey que vivía con su séquito y concubinas.

Hoy en día, se puede observar los fascinantes muros que en algunos casos alcanzan hasta los 10 metros de altura, ornamentados con diversas figuras de aves y peces en diferentes colores: rojo, ocre y amarillo y algunas edificaciones que cumplieron la función de almacén, el cementerio, el huerto y como no podía faltar el sitio dedicado a la religión. También se observa un interesante sistema de riego formado por canales.

horta

Las ruinas de Chan Chan, que tienen el privilegio de ser la metrópoli de adobe más grande de América del Sur, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1986 y considerada en peligro.

Cultura y sabiduría se reúnen bajo el caliente sol peruano para transportarnos a un mágico pasado ancestral.

Vía│Locura Viajes

1 Comentario