- patrocinador -

Los cruceros se están convirtiendo en una de las opciones favoritas por las familias a la hora de organizar sus vacaciones. Se trata de viajes muy cómodos donde no hace falta deshacer la maleta y que permite conocer todas las ciudades donde se hacen escalas. Es ideal para descansar pero también para pasárselo bien gracias a sus espectáculos y discotecas. Ahora bien, muchos pueden ver en ellos viajes caros, pero si se aplica una serie de consejos, es posible ahorrar al contratar un crucero. Veamos algunas claves para conseguirlo.

Reservar con mucha antelación

Si se reserva con tiempo un crucero, podemos conseguir ahorrar mucho dinero. Al principio, las navieras suelen lanzar ofertas para ir completando el barco. También es recomendable aprovecharse del llamado “mes del crucero” que suele ser en octubre, con ofertas de hasta el 50%.

Esperar a última hora

Una alternativa es esperar a última hora para que las compañías saquen a precio más reducido las plazas que no se hayan completado. En este caso, puede ocurrir que no encontremos sitio en el crucero que queríamos, pero seguro que encontramos algún otro igual de interesante. En ocasiones, estas ofertas no se traduce en una bajada del precio, pero sí que nos podemos encontrar un todo incluido a precio reducido.

Flexibilidad con las fechas

Si te da igual la fecha a viajar, mira aquellas que te resulten más económicas. Eso sí, infórmate del tiempo que hará en las ciudades y zona donde hará escala para no encontrarte con problemas del tiempo.

Amplitud de miras en los destinos

Para muchos cruceristas, no importa tanto los lugares que se visitan como el crucero en sí. Para ellos, poder elegir entre varias opciones es una ventaja ya que pueden conseguir un mejor precio. Los verdaderos amantes de los barcos y el mar pueden aprovechar las ofertas que casi todas las compañías hacen cuando trasladan sus navíos con el cambio de temporada, por ejemplo del mediterráneo al Caribe o a Sudamérica, o cuando se instalan en los Emiratos Árabes.

Acudir a los especialistas

Hay muchos portales en la red que nos permiten buscar el mejor crucero según nuestras necesidades. Son páginas que ofrecen filtros para ir acotando todos los resultados.

Estudiar las excursiones

La mayoría de las compañías ofrecen diversos paquetes de excursiones en los puertos de escala. Si los contratamos con antelación, podemos ahorrar mucho dinero. Otra opción es contratarlas por fuera de la naviera. Hay empresas que ofrecen este tipo de servicios y que suelen ser mucho más baratas que las excursiones de los barcos, visitando las mismas cosas. También hay servicios gratuitos de guías no profesionales que ofrecen visitas solo por una módica propina.

Bebidas todo incluido

Al igual que en los hoteles, las bebidas en los cruceros suelen ser más caras de lo normal. Las podemos comprar una a una, pero el presupuesto se nos puede disparar. Lo mejor es contratar un paquete de todo incluido para poder tomar todo lo que quieras a cualquier hora del día.

Si tenéis en cuenta estos consejos, vuestro crucero os puede salir mucho más barato.

- patrocinador -