- patrocinador -

Ahora que el verano está a punto de acabar y todo el mundo volvemos a la rutina, ¿dónde poder viajar con los niños para que se diviertan a la vez que aprendan? Sin duda, los museos suelen ser una buena opción, claro está si sabemos elegir el adecuado. A los niños no les puedes llevar a ver cuadros porque se aburrirán, pero sí que hay otro tipos de museos donde pueden interaccionar para divertirse y aprender cosas nuevas. Por este motivo, hoy os dejamos un listado con algunos museos divertidos a los que poder acudir con los más pequeños, listado que han compartido nuestros amigos del portal Educación 2.0.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia)

Se trata de un espacio dedicado a la divulgación científica y cultural en el que los más pequeños pueden divertirse gracias a los talleres que allí se llevan a cabo. Cuentan con monitores especializados que enseñan a los más pequeños conceptos científicos de una manera divertida. También pueden disfrutar de L’Espai dels Xiquets, una zona exclusiva dividida en tres áreas: los sentidos, el bosque y cooperación.

El museo del chocolate (Barcelona)

El museo ofrece actividades para niños de entre 0 y 17 años. Estos van desde la experimentación con chocolate, hasta una cata a oscuras en la que los mayores aprenden a potenciar los sabores y aromas de diferentes trozos de chocolate. También está la opción de acudir a talleres familiares en los que se enseñan a elaborar piruletas de diferentes tipos de chocolate. En el caso de viajar a Bélgica, siempre puedes visitar su museo del chocolate.

Museo Real Madrid (Madrid)

Los apasionados del fútbol, pueden divertirse visitando uno de los estadios más famosos del mundo: el Santiago Bernabéu. Allí podrán conocer la historia del club más grande del mundo, así como visitar los vestuarios donde se cambian sus jugadores favoritos, pisar el césped, sentarse en la sala de prensa o ver de cerca todos los títulos cosechados a lo largo de su historia.

Museo intrépido del mar, el aire y el espacio (Nueva York)

Si tienes planeado viajar hasta la Gran Manzana, este museo hará las delicias de tus hijos. Allí podrás conocer barcos de guerra así como el transbordador espacial Enterprise, entre otras muchas cosas.

Momias en el Museo Británico (Londres)

En el caso de que nuestros hijos sean amantes de las momias y del mundo egipcio, el Museo Británico es la mejor opción. Allí, los más pequeños trabajarán conjuntamente para resolver una búsqueda del tesoro y participarán en una carrera de momias. También descubrirán la magnífica colección de objetos y momias que alberga el museo y conocerán las extrañas, magníficas y espeluznantes costumbres del pasado.

Ciudad de las Ciencias y la Industria (París)

En la capital francesa se encuentra la Cité des Sciences et de l’Industrie, donde se pueden visitar el planetario, el submarino Argonaute y el cine Louis-Lumiere. Una visita en la que toda la familia descubrirá el mundo de la ciencia y la tecnología.

Museo Micropia (Ámsterdam)

Este museo de Amsterdam ofrece la posibilidad de que los más pequeños conozcan más sobre los microbios, seres vivos imperceptibles a la vista de las personas pero muy poderosos. También pueden ser escaneados para conocer el número de microbios que viven en ellos.

Museo Skeletons: Animals Unveiled (Florida)

En Florida podemos visitar el segundo museo de osteología más grande del mundo. En él se exhiben más de 400 esqueletos de diferentes animales, entre los que se encuentran rinocerontes, jirafas, manatíes y un elefante de más de 4 metros de altura. Además, el museo dispone de esqueletos con extrañas mutaciones, como un becerro con dos cabezas.

¿Con cuál de todos ellos te quedas?

- patrocinador -