CQHADM o lo que es lo mismo: cosas que hacer antes de morir, son cosas que tengo ganas de hacer y que espero hacer algún día, ya he incluido algunas de ellas en el blog, como “cazar” una aurora boreal. Esta es otra de ellas, asistir a un Luau en Honolulu (Bueno, puede ser en Honolulu o en cualquiera de las islas más pequeñas, Maui tampoco estaría mal).

Hawai es un archipiélago de islas del Pacífico, al norte de la Polinesia que pertenece a Estados Unidos (de hecho es estado más reciente en cuanto a su incorporación), Hawai o Hawaii es la más grande de ellas y Honolulu es su capital. Las islas son un batiburrillo de culturas, idiomas, creencias y tradiciones, pero si algo es destacable y ha contribuido a que sea un destino turístico de primero orden a nivel mundial son sus playas increíbles, los volcanes y la hospitalidad de su gente.

Una buena época para viajar  a Hawai es justo ahora. La temporada más calurosa es de junio a octubre y las lluvias son entre diciembre y marzo. La navidad y el verano son las más caras, pero abril y mayo son dos meses fantásticos para hacer el viaje.

¿Qué se puede hacer en Hawai?… por supuesto cualquier actividad o deporte que incluya mar y playa., no hay que olvidar que son los inventores del surf y la Polinesia es un lugar ideal en el planeta para el buceo. Excursiones por el interior de las islas: los paisajes son impresionantes. Pero sobre todo comer.

Hawai es un crisol cultural y eso se refleja en su gastronomía, se puede encontrar cualquier tipo de comida: japonesa, china, vietnamita, tai, coreana y algunos platos autóctonos, abundancia de frutas tropicales y además son generosos con toda.

Y por supuesto otra cosa que hacer es asistir a un Luau. ¿Qué es? Pues básicamente un fiesta, una celebración, puede ser por un cumpleaños, alguna ocasión especial… en una casa, una playa, un parque… Básicamente consiste en una comilona y música y baile.

Si eres un malihini (visitante) y no conoces a nadie de una ohana (familia) quizá sólo puedas acceder a un Luau para turistas, que es parecido pero no es lo mismo, ya que un Luau es también una oportunidad de conocer y vivir algunas de las tradiciones hawaianas, desde el baile “hula” o el “kahiko”, a cocinar y degustar el riquísimo cerdo “kalua” (se asa en un horno bajo tierra), el salmón Lomi Lomi o el pollo Huli Huli, todos ellos platos típicos.

Pero un Luau es mucho más que comer y bailar…. Es una fiesta de amistad, una celebración de la vida, del fuego y del agua y una tradición ancestral que a mi, personalmente, me gustaría compartir.