- patrocinador -

El pueblo dejó de ser tal; las pasarelas ya no son de madera sino de metal, pero -felizmente- el Perito Moreno sigue siendo el mismo. Su porte y magnificencia justificaron obras como en pocos destinos nacionales. Desde que llegó el aeropuerto en el año 2000, las cifras se multiplicaron astronómicamente. No sólo de hoteles y turistas, sino también de habitantes.

Pasaron de ser tres mil en 1991 a los 20 mil de la actualidad, con unas 7.500 plazas hoteleras. La arteria principal, la Av. del Libertador, está colmada de restaurantes, galerías comerciales y souvenir shops, y cada tarde se pueden escuchar en esas pocas cuadras más idiomas que en Times Square. Los 80 km que separan la ciudad del glaciar ya son 100% asfalto y en el Parque hay, además de nuevas pasarelas, flamantes baños y restaurante.

Los prestadores del PN han acompañado el crecimiento. Son Hielo y Aventura (responsables del Safari Náutico, el minitrekking y la más nueva Big Ice) y Fernández Campbell (operador de la navegación Todo Glaciares y Moreno Fiesta). Más tarde se incorporaron Estancia Cristina y Marpatag, el único crucero que permite pasar una noche en el Lago Argentino, durmiendo entre glaciares.