horta

Ya hemos comentado por aquí anteriormente acerca de la tradicionales bellezas con las que cuenta Londres como la Abadía de Westminster, el London Eye, la Torre de Londres y Trafalgar Square, pero en esta oportunidad hablaremos sobre el ícono máximo de la arquitectura británica: el famoso Big Ben.

Este famoso reloj está ubicado en la torre principal del Palacio de Westminster, sede de las dos cámaras del Parlamento Británico y recibe el nombre de Big Ben en homenaje a Benjamin Hall, responsable de su construcción, aunque en realidad así se llama la gran campana de 13 toneladas encargada de marcar puntualmente la hora.

Quizás esta precisión se deba al original mecanismo ideado por su diseñador, el abogado Denison, quien le proporcionó al péndulo una estrella de tres puntas que gira cuando marca los segundos y de esta manera no acumula nieve y no es afectado por los vientos ni los cambios de temperatura. Esta fabulosa idea le valió a Denison el título de Lord otorgado por la Reina Victoria.

horta

El majestuoso reloj que contempla la capital del Reino Unido desde la cima de la torre de cuatro caras, tiene sus esferas conformadas por más de 300 pìezas realizadas en cristal opaco y a pesar de las diferentes situaciones históricas que atravesó la ciudad, como por ejemplo el bombardeo alemán durante la Segunda Guerra Mundial, el reloj continuó funcionando sin interrupciones desde su inauguración en 1859.

Pero sin lugar a dudas la mejor vista de este atractivo edificio es la que ofrece durante la noche reflejando su imponente silueta brillantemente iluminada sobre las aguas del Támesis.

Vía│Escapadas Europa