horta

Ubicado en la provincia de Sajona-Anhat, en Alemania, se encuentra una construcción descubierta hace unos años que muestra un gran conocimiento para la época y que data de unos 7000 años de antigüedad.

Estamos hablando de los restos del observatorio solar más antiguo de Europa, también conocido como las ruinas de Goseck, donde no solamente se llevaban a cabo análisis del cosmos sino que además era el centro de la vida social de entonces.

Este sitio consiste en círculos concéntricos que en su apogeo debieron alcanzar los veinte metros de altura y un diámetro de 75 metros, a la vez que los rodeaba un foso con tres arcos desde donde se podía ver el sol naciente y el atardecer en el solsticio de invierno.

horta

El lugar fue descubierto en 1991, luego de encontrar bajo un campo de trigo los mencionados círculos, luego de las excavaciones también fueron hallados objetos de cerámica y de los pobladores.

Los visitantes pueden acceder al observatorio entre las 10 y las 18hs en verano y de 11 a 16 horas en invierno, y el precio es de 2 euros por persona.

Vía Diario del Viajero