- patrocinador -

foto

El castillo medieval de Púbol fué el romántico regalo del caballero Salvador Dalí a su dama… Gala.

gala

Si decides visitar este fabuloso y romántico regalo, encontrarás no solamente las obras de arte del genio, también podrás vislumbrar el tamaño de su devoción, el sentido de su búsqueda y el milagro creativo de su loca vida.

Anticipando la llegada a Púbol detente primero en Corca, merece un alto el anticuario de La Bóbila y revolver entre sus tesoros, prepararás así muy bien tu espíritu para vivir la experiencia daliniana de recorrer el castillo.

elevest

La población de Púbol se congraga alrededor del castillo medieval que un día Salvador Dalí regaló a su esposa, Gala. Su dama sólo lo aceptó bajo la promesa de que el nunca la visitaría si ella no le había enviado previamente una invitación escrita. “Gala se convertiría así, en el castillo inexpugnable que nunca dejó de ser”, reconocería entusiasmado el artista.

Al lado del castillo, La Martingala nos ofrece objetos artesanales originales y atractivos, en Placa de la Constitució 7. Si deseas comer, el restaurante La Riera es el referente, en verano su terraza es para no levantarse más…

En los alrededores, podemos visitar pequeños pueblos medievales, Madremanya y Monells perfectamente conservados, son pintorescos e interesantes, para fotografiar, recorrer a pié y buscar tesoros, objetos y antiguedades.

En Monells puedes alojarte en un encantador hotel, L´Hostalet 1701. Tu estancia entre esos muros centenarios y la cálida acogida harán que te plantees regresar, para descubrir mejor esta ruta de arte y amor.

dali

- patrocinador -