horta
 

Los puentes siempre han sido construcciones que generan una cierta atracción, ya sea por sus dimensiones o por su diseño. En este caso hablaremos del Ponte Vecchio, una romántica construcción que se eleva en la ciudad italiana de Florencia por encima del río Arno.

Si bien el “Puente Viejo“, como lo señala el equivalente en castellano de su nombre, no cuenta precisamente con un estilo arquitectónico exhuberante ni con gigantescas proporciones, es su aire medieval y de profundo romanticismo lo que lo convierte en un paseo realmente extraordinario y muy solicitado por turistas de todo el mundo.

El histórico Ponte Vecchio, une el casco antiguo de la ciudad con el nuevo y se encuentra ubicado cerca de las instalaciones del famoso Palacio Pitti, antigua residencia de los Médicis.

horta
 

Aunque no está establecido de manera concreta, se presume que la construcción que inicialmente fue en su totalidad de madera, fue realizada por los romanos. Posteriormente, en 1333, trás una violenta inundación que lo destrozó por completo, fue edificado nuevamente por el arquitecto Taddeo Gaddi, pero esta vez se utilizaron piedras.

Pero es en 1565 cuando adquiere su mayor atractivo: el corredor Vasari, una serie de tiendas y mercados que prácticamente originaron la actividad comercial en la zona y que a lo largo de la historia le ha dado su fama. Al parecer, el término bancarrota se genera en este lugar, ya que los comerciantes utilizaban como exhibidor para sus mercancías largas maderas que eran destruídas por los soldados si no pagaban los impuestos.

El Ponte Vecchio es una visita obligada si se pasa por Florencia y sin lugar a dudas se constituye en uno de los puentes más hermosos del mundo.

Vía│Viajesturismo