De entre todos los sitios que han sido creados en los últimos tiempos para rendir homenaje a una de las embarcaciones, sino la más famosa de la historia, el Titanic, pocos sitios son tan recomendables para los turistas como el denominado “Titanic Belfast”, que cumple tanto la función de monumento como museo temático sobre el RMS Titanic, y que se encuentra en esa misma ciudad, la capital de Irlanda del Norte.

En la actualidad, el museo cuenta con seis plantas que exploran la historia del Titanic, de la gente y de la ciudad que lo construyó, permitiendo recrear a todos los que se acercan al lugar cómo era el modo de vida alrededor del Titanic, tanto cuando se estaba construyendo, como dentro de la embarcación en su primer y único viaje por el Atlántico.

Uno de los aspectos a destacar de este museo, además, es que ha sido considerado por distintos entes turísticos del mundo entero, como uno de los tres mejores parques de atracciones inaugurados en este 2012, teniendo en cuenta que ha abierto sus puertas al público masivo el 31 de marzo de este año, habiendo sido visitado ya por una enorme cantidad de personas de todo el mundo, amantes de la historia del Titanic.

Incluso, este sitio nos permite visitar reconstrucciones de las cabinas, de los puentes y de las salas de máquinas y también se proyecta al público una conexión en directo con los restos de la nave, por lo que a grandes rasgos podemos llegar a sentir que estamos dentro del Titanic, todo esto sin dejar de mencionar las bellezas y documentos que rodean las instalaciones, la mayor parte de ellas relacionadas con la misma temática, y que le han convertido, para muchos, en el mejor de todos los monumentos existentes en honor al Titanic en todo el mundo.