-

Hotel Rural Abadía de Yuste

abadia de yuste

A escasa distancia del Real Monasterio de Yuste, última morada de Carlos V, se alza este alojamiento donde los clientes son tratados a cuerpo de rey. Cuacos de Yuste es uno de esos pueblos veratos donde el viajero se sentirá trasladado a un verdadero paraíso de los sentidos. Y es que, la comarca cacereña de La Vera engloba practicamente todos los atractivos que hacen del norte de Extremadura uno de los destinos más apetecibles en cualquier época del año. Ya sea por su paisaje, con el magnífico telón de fondo de la Sierra de Gredos, su arquitectura popular, sus costumbres, sus gentes o su gastronomía, hemos de reconocer que La Vera enamora a primera vista.

Actualmente, los atractivos de la zona siguen intactos, con la ventaja de que las modernas comunicaciones y los confortables alojamientos pueden hacer del viaje algo mucho más placentero. Sobre todo, si nos alojamos en el Hotel Rural Abadía de Yuste. Situado en pleno centro de Cuacos de Yuste, este acogedor establecimiento ocupa una gran casa solariega donde se alterna la arquitectura tradicional de la zona con amplios patios y cuidados jardines. jardines donde, en época estival, se puede disfrutar de piscina y terraza.

hotel abadia de yuste

En el interior encontramos quince habitaciones, trece de ellas dobles y dos individuales, todas ellas equipadas con baño completo con bañera de hidromasaje, aire acondicionado, calefacción, minibar, acceso a internet, televisión y teléfono. Lujos, sí, pero sin perder un ápice de funcionalidad. Las estancias destacan por su amplitud y, sobre todo, por su cuidada decoración: vigas de madera, tonos pastel en las paredes, mobiliario antiguo, detalles rurales…

El hotel completa su equipamiento con parking privado, sala de estar y sala de convenciones, solarium y bar-cafetería. Pero una escapada por La Vera no sería lo mismo sin disfrutar de la cuidada gastronomía local. Para ello, La Abadía de Yuste pone a disposición del cliente dos restaurantes, el Abadía (con capacidad para 45 comensales) y el Yuste (con capacidad para 50 comensales). En cualquier caso, los dos nos ofrecen la posibilidad de acercarnos a la cocina tradicional verata con platos como las migas veratas con huevo de campo, la caldereta de cabrito, el rin-ran, el salteado de mollejas de cordero y criadillas de la tierra o el secreto de cerdo ibérico en adobo tradicional de La Vera. Todo ello, completado por una bodega con más de 250 referencias nacionales e internacionales que hará las delicias de los aficionados al buen vino.

La situación de Cuacos de Yuste, además, permite realizar un gran número de excursiones por carretera en apenas unos kilómetros y descubrir, así, ciudades como Plasencia, Navalmoral de la Mata o Cáceres, y parajes como el Parque Nacional de Monfragüe o los vecinos valles del Jerte y el Ambroz.

Lo último...

Madeira cubrirá los gastos de los turistas que se contagien por Covid-19

La crisis del Covid-19 ha afectado mucho al sector turístico, provocando grandes pérdidas millonarias. Para paliar estas pérdidas lo máximo posible, las ciudades y...

10 hoteles para olvidarse del mundo

Poco a poco las personas estamos empezando a viajar, tras haber estados encerrados en casa durante varios meses por culpa del Covid-19. Son muchos...

Las Islas Baleares serán las primeras en recibir turismo extranjero

Después de varias semanas de espera, ayer por fin se aprobó el piloto turístico presentado por la presidenta balear Francisca Armengol. El Gobierno central...

La villa termal del Balneario de Mondariz abre sus puertas en una apuesta por la nueva normalidad

El popular balneario de Mondariz abrazó ayer la nueva normalidad abriendo sus puertas. Tras abrir su campo de golf hace cosa de dos semanas,...

Santo Domingo de Silos aspira a ser Capital del Turismo Rural 2020

La localidad burgalesa de Santo Domingo de Silos, se ha convertido en uno de los diez pueblos finalistas que aspiran a convertirse en Capital...