inkaterra-hotel-at-machu-picchu-3

El hotel Machu Picchu Pueblo está a dos mil 20 metros de altura, ideal para vivir experiencias con la naturaleza, está ubicado en el pueblo de Aguas Calientes, a 20 minutos en auto por un tortuoso camino desde la ciudadela perdida de Machu Picchu. El lugar donde hoy se ubica el hotel solía ser una plantación de té y café, hasta que la Asociación Inkaterra, –ITA, organización no gubernamental dedicada a la preservación de la cultura y la biodiversidad en la región– compró la tierra en 1991.

Ahora ITA está reintroduciendo los árboles yanay argos (Nectandra furcata), que producen la fruta preferida del ave nacional de Perú, el gallito de las rocas, o tunqui, en quechua. Los tunquis parecen orquídeas que alguna vez soñaron con volar y fueron recompensadas convirtiéndolas en pájaros de un rojo brillante en las más altas y exuberantes selvas del mundo. Cruzando el sendero de las orquídeas hay una pequeña extensión de arbustos de té (Camellia sinensís), remanentes de los días en que la propiedad producía esa hierba. El té orgánico de esta pequeña plantación es ahora servido como bebida refrescante a los visitantes del hotel.

pueblohotel

Los jardines llenos de orquídeas y heliconias rodean las cabañas del hotel. Los jardineros no solo están entrenados para cuidar de las plantas conocidas, sino también para descubrir otras nuevas. En el año 2000, unos jardineros del hotel encontraron una especie de orquídea llamada Kefersteinia kiechlinorum, con diminutas flores que parecen bastoncitos de dulce, se cree que la mayoría de las especies que viven en la selva están aún por descubrirse, hay mucho campo para la exploración.

Dentro del hotel podrás disfrutar de la piscina, mirando a los multiples colibríes en torno a los alimentadores colgantes, y al caer la tarde,  los visitantes se dirigen a la cabaña del sauna, la cual es redonda, como de un metro 82 centímetros, y construída con pasto “ichu” traído de la puna, el mismo que los incas usaban para construir sus techos. Podrás terminar el día en el Unu Spa, disfrutando de un masaje andino con piedras calientes. El piso del spa está acolchado con rollos de pasto prensado.