Irlanda es uno de los destinos europeos más bonitos, aquí vivirás experiencias inolvidables y podrás disfrutar de unos paisajes por demás bellos.
La historia del país realmente es muy rica, llena de grandes proezas y ha dejado huellas en todo el territorio.

dublin.jpg

Los acantilados y el verde de las colinas irlandesas han marcado su presencia de manera maravillosa en la retina de aquellos que ha podido disfrutar de sus ciudades.
La capital del país es Dublín, una ciudad preciosa, con atracciones por doquier y ademas con una belleza de verdad increíble.
Waterfod es uno de los principales centros de atracción del país, esta ubicado en la zona sureste del mismo. No solo podrás disfrutar de un centro comercial importantísimo sino que además podrás ver edificaciones de importancia milenaria como la Torre Museo Reginalds con mas de un milenio de historia y se vuelve la edificación mas vieja de todo este país.
Centros de atracción turística son por ejemplo la Catedral de San Canices, la abadía de Jerpoint, el castillo de Huntingdon, el faro de Wexford, los increíbles jardines de la ciudad de Carlow, el castillo de Blarney y el Parque Fota Wildlife.

irlanda.jpg

Hay lugares fascinantes y la lista es interminable como la abadía Kylemore, en Galway, los imponentes acantilados de Moher, uno de los puntos turísticos más famosos de Irlanda sin lugar a dudas. No dejes de el barrio medieval de la ciudad de Limerick; la abadía de Holycross ó el monasterio de Clonmacnoise, en Offaly, ubicado a orillas del río Shannon.
Para disfrutar de lagos, bosques, montañas y mucha naturaleza no tienes más que ir a el Parque Nacional Glenveagh.

Irlanda es un destino maravillo, lleno de historia y con grandes atracciones para los más exigentes.