Este estado de la India, hermoso de por si, esta situado entre el Mar Arábigo y el Ghats Occidental. Los ríos son las principales atracciones de la región.

En el sur se pueden encontrar las playas de Kovalam, en el interior las montañas de Ghats, el cual esta cubierto de especias y plantaciones de te.

Al igual que Venecia, Alappuzha se encuentra alrededor de una red de canales, las cuales dan lugar a las carreteras de Kerala. Este pueblo flotante dispone en sus cercanías lagos y lagunas, donde navegan barcos cargados de arroz.

Con casas de huéspedes y restaurantes encaramados vertiginosamente en un acantilado, Varíala es un espectáculo para la vista.

Ciudad Munnar, en el Ghats Occidental, es una ciudad bastante corriente, pero dispone alrededor de un mar de te y grandes paisajes.

En Kochi podrás encontrar redes gigantes de pesca de China, antiguas mezquitas y casas portuguesas. No te pierdas las fantásticas pinturas murales hindis en el Palacio de Mattancherry.

El Santuario Wayanad, posee verdes arrozales y plantaciones de especias. Seguro que podrás encontrarte con algún elefante salvaje. La opción de safari en jeep es una de las principales actividades de turismo de la zona.

Podrás apreciar la gastronomía del lugar, como el rapsy, biryani, mughlai parathas, el curry Alleppey, etc. en restaurantes típicos y elegantes como: el restaurante Rapsy, Dal Roti, Chakara o el Palace, en las puertas del Santuario Tholpetty.

Dispones de múltiples opciones de alojamiento, como Wayanad de Valley Stream, cerca de Vythiri, Villa Jacaranda, cerca de Varíala, o el magnifico Homestay Olavipe en las colina de Munnar.

Evita visitar Kerala entre junio y octubre, ya que son época de lluvias y monzón. Si vas entre diciembre y marzo, encontraras unas temperaturas calidas, que suelen rondar los 30 grados centígrados. Las fiestas populares son en febrero, marzo y abril, en Kochi, Kottayam y Kollam, con danzas tradicionales Kathakali.

Fuente: kerala tourism