En ocasiones, las compañías de vuelo low cost son una gran opción a la hora de viajar aunque aprovechen para hacer negocio de utilidades que otras compañías realizan de forma gratuita. Ryanair cobra 40 euros por imprimir la tarjeta de embarque en el aeropuerto y según la Audiencia Provincial de Barcelona podrá seguir haciéndolo según la sentencia firme dictada el pasado 5 de octubre.

La sentencia ha dado la razón a la compañía irlandesa avalando el modelo low cost de la empresa ya que “con este método, la compañía agiliza el trámite de embarque, además de obtener un ahorro de costes al evitar el despacho e impresión de las tarjetas de embarque a cargo del personal”.

Así, queda estimado el recurso presentado por la aerolínea contra la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Barcelona, que declaró nula por abusiva la cláusula contractual que obliga al pasajero a imprimir la tarjeta de embarque si no quiere ser sancionado. La resolución explica que  es “un pacto amparado por la libertad contractual, del que el pasajero es suficientemente informado”.

Pese a que Ryanair podrá seguir cobrando por este servicio, uno de los magistrados cree que las compañías están obligadas a dar al pasajero la tarjeta de embarque y además considera desproporcional la sanción de 40 euros ya que en ocasiones es incluso mayor que el precio del mismo billete. El voto en contra de este magistrado no logró cambiar la sentencia dictada.

Fuente | RTVE.es