Villa Farnesina

Roma es una de las ciudades más turísticas del mundo, y entre todos los sitios que podemos darnos el lujo de visitar, uno de los más interesantes es indudablemente la Villa Farnesina o Villa della Farnesina, una mezcla de villa y palacio que se halla en la capital italiana, y que fue levantada a comienzos del siglo XVI por el arquitecto Baldassarre Peruzzi en el barrio del Trastevere.

La Villa Farnesina, que fue una idea del banquero sienés Agostino Chigi, estuvo habitada durante sus primeros años por diferentes personas allegadas a su familia, hasta que en 1580 fue adquirida por el cardenal Alejandro Farnesio. Evidentemente de este personaje toma su nombre histórico, siendo además destacada por haberse convertido en la primera villa de tipo “nobiliaria suburbana” de Roma.

Por otro lado, también es de señalarse que el diplomático y poeta romántico español Salvador Bermúdez de Castro y Díez vivió buena parte de su existencia en la Villa Farnesina, y es uno de los grandes responsables del nivel de conservación que el sitio presenta hasta el día de hoy, gracias a su trabajo sobre distintas refacciones.

Además es interesante el hecho de que la Villa Farnesina se encuentra a disposición de los turistas en todo momento del año, y que las visitas pueden programarse con algunas horas de anticipación, de forma que no tenemos que estar pensando en visitarla mucho tiempo antes de realizar el viaje, lo que siempre resulta molesto para todo el mundo.

Siendo una de las construcciones más interesantes que podemos encontrar en las afueras de Roma, la Villa Farnesina se halla en la misma zona en la que se tejen varias historias relacionadas con romances históricos de Cleopatra, incluso algunos de ellos con altos dirigentes políticos locales de aquella etapa, en la que era una de las mujeres más deseadas de todo el mundo.