horta

Anticipándonos a la Nochebuena y luego de haber comentado sobre las diferentes decoraciones navideñas que se han realizado en diferentes partes del mundo, como por ejemplo el árbol flotante en Río de Janeiro, el tradicional pino navideño en el Rockefeller Center de Nueva York o el que se levantó en el Zócalo del Distrito Federal de México, continuaremos en el país azteca para conocer una curiosa manera de la naturaleza para festejar el Nacimiento.

Para ello viajaremos hasta Chiapas de Corzo, al sur del país, donde los afluentes que corren a través de las rocas que se ubican en el Cañon del Sumidero han tallado prolijamente un gigantesco cono que asemeja increíblemente a un árbol de navidad.

Este Cañón cuenta con una interesante historia que hace referencia al Capitán Marín, quién en sus intentos por conquistar la región y luego de encontrarse con la fuerte resistencia de los indígenas, emprendió su retirada. En 1527, el conquistador español Hernán Cortés envía al Capitán Diego de Mazariegos para que obtenga la posesión del territorio y tras días de batalla, los indios de Chiapas se rinden para dar lugar a la fundación de la primera ciudad llamada Villa Real de Chiapa.

horta

Los indios que sobreviven al duro combate quedan cautivos y bajo el mando del Cacique Sanguieme intentan escaparse y se refugian dentro del Cañón del Sumidero, pero al ver que la batalla estaba perdida, en una actitud valerosa y heroica deciden lanzarse al vacío desde la parte más alta del Cañón.

De este modo nace la leyenda sobre este imponente árbol de navidad que no es otra cosa que un sentido homenaje de la naturaleza a todas aquellas vidas perdidas en la época de la conquista.

Vía│Bajo Coste
Fotos│FlickrMequetrefe