La Ruta del Buen Vivir

Argentina es uno de los países más turísticos del mundo, y entre sus propuestas interesantes, una de las que no podemos dejar de destacar es “la Ruta del Buen Vivir”, que cuenta con la ventaja de que puede desarrollarse por cualquier persona, sóla o acompañada, en cualquier momento del año, y así vivir una de las aventuras gastronómicas más fascinantes que nos pone en el camino el noroeste de la provincia de Chubut, en la denominada Comarca de los Andes.

En concreto, se trata de un recorrido que nos permite degustar lo mejor en ahumados, quesos, dulces, lácteos y conservas que se llevan a cabo de modo artesanal en esta misma zona, desde donde luego se distribuyen a todo el país y el resto del mundo, aunque nada resulta tan interesante como poder ser partícipes de su elaboración, y de paso llevarnos varios manjares de vuelta a casa.

En lo que refiere al recorrido, se debe destacar que se trata de travesía de agro-turismo que nos permite atravesar alrededor de 250 kilómetros desde la ciudad de Lago Puelo hasta Corcovado, a escasos minutos de la frontera con el vecino país de Chile, pasando además por algunos de los más maravillosos paisajes naturales con los que cuenta la Patagonia argentina.

Entre los sitios que podemos recorrer gracias a esta ruta, en tanto, se encuentran algunos como por ejemplo chacras, huertas orgánicas y establecimientos gastronómicos, en todos los cuales los artesanos están siempre bien dispuestos a dejarnos probar lo mejor de sus productos, incluso cuando insistamos en que no podemos llevar ninguno de ellos hasta no recorrer todos los establecimientos, que son más de 30.

La ruta, que es una de las más escogidas por turistas extranjeros, sobre todo chilenos pero también brasileños y norteamericanos, nos permite entonces acercarnos increíblemente al modo de vida de estas personas, en el cual la gastronomía cumple un rol fundamental, siendo un halago al paladar para los amantes de estos platos.