abadia

Londres es inabarcable, no solo por la cantidad de monumentos, edificios y museos para visitar, sino por sus barrios, su gente, las costumbres y la oferta cultural. Multifacética e impredecible, nos regala su encanto en cada rincón.

Abadía de Westminster: en la abadía se celebran las coronaciones, las bodas y otras ceremonias solemnes de la familia real desde el siglo XI. Es un buen ejemplo del gótico inglés, aunque a lo largo del tiempo ha sufrido muchas modificaciones. En ella están enterrados los científicos Newton y Darwin, el explorador David Livingstone, el político Winston Churchill y los escritores Chaucer y Dickens. Westminster Palace es un impresionante edificio que alberga la Cámara de los Lores y la de los Comunes y en donde está el Big Ben, el famoso reloj de la torre.

Brixton Market: es un mercado multicolor donde se respira un ambiente antillano en el que se compra y se vende a ritmo de reggae, comida, ropa y artículos de todo tipo.