Una nueva estirpe de salón de té , está transformando la manera como los londinenses disfrutan de la bebida favorita de la Gran Bretaña. “Los británicos piensan que el té es algo que se toma en casa, mientras que el café es un placer que se elabora en un comercio”, comenta Timothy d’Offay, propietario de Postcard Teas.

Pero eso empieza a cambiar. Acércate a la mesa comunitaria en su almacén de Mayfair y prueba brebajes que él ha seleccionado (o creado) como los nuevos tés con flores de café (20 dólares por 30 gramos, en efecto), provenientes de plantaciones de la India y Sri Lanka.

Además de la tienda, hay una galería en la que exhibe postales antiguas de la vasta colección de su padre. En East Tea en Borough Market, el gurú del té Alex Fraser vende tazones de té coreanos (desde 55 dólares) y otros accesoríos. En el mercado Spitalfields, TeaSmith ofrece una “barra de té” de madera oscura y clases magistrales en el arte de preparar infusiones. Newcomer Tea, localizada en el distrito financiero, hace combinaciones, por ejemplo, Puritea ( 1o dólares por 1oo grarnos), que mezclada con avena hecha en casa, elimina toxicidad.

Información: www.postcardteas.com