- patrocinador -

artico

No es nuevo hablar de calentamiento global y modificaciones climáticas en el planeta por la irresponsable actividad humana. Pero no por conocido es menos importante.La NASA informó recientemente que hace una década una capa de hielo cubría el 60% de las regiones árticas. Hoy en día, ese porcentaje no supera el 30%.

Estamos hablando de una reducción del 50% en menos de diez años. ¿Alarma? Por supuesto. Las consecuencias ecológicas de esta disminución en las capas polares son impensadas: descenso de la temperatura en las aguas del mar como consecuencia de un aporte inesperado de aguas heladas, incremento en los niveles de los océanos por el mismo motivo, y una larga lista de etcéteras, que abarca la desparición de especies marítimas por inadaptación a las menores temperaturas, cambios en los regímenes de lluvia de los continentes por la alteración de la densidad del agua marina que influye en los índices de evaporación… y la lista sigue.

Los hielos árticos suelen ser el “termómetro” de la salud planetaria, y la NASA expresó que los augurios no son buenos.

Las medidas correctivas para ésta y otras situaciones ecológica similares deben ser adoptadas de manera únanime por todos los países y su implementación a la brevedad es imperativa, puesto que cada vez son mayores las consecuencias y las futuras generaciones ven peligrar la única herencia que podemos dejarles: la vida.

- patrocinador -