horta

Cuando se habla de la ciudad de Nueva York nunca imaginaríamos que entre tan imponente arquitectura propia de una gran urbe y la tecnología actual que abunda en sus calles podríamos ser espectadores de un mágico fenómeno “místico” -por llamarlo de algún modo- relacionado con uno de los monumentos más importantes y antiguos del globo.

Nos estamos refiriendo a la ubicación que toma el sol durante su proceso crepuscular durante los días 29 y 30 de mayo de cada año, y para ser más exactos, diremos que es precisamente a las 19.20 horas y por solamente quince minutos.

Durante este corto período el Astro Rey se “acomoda” en medio de los inmensos rascacielos de Manhattan, entre las manzanas comprendidas entre las calles 14 a la 57, conectando de algún modo por su similitud al fenómeno solar que se produce en Stonehenge, anunciando un verdadero solsticio.

Es curioso como la naturaleza ha jugado en conjunción con la obra del hombre para brindar este espectáculo relacionado con el monumento neolítico de 5.000 años de antigüedad.

Quienes quieran presenciar este fantástico “ritualcósmico en pleno corazón de una de las ciudades más agitadas del planeta solamente agenden la fecha y reserven su ticket.

Vía│Blog de Nueva York