Uno de los principales puntos turísticos que Malasia puede disponer para los cientos de turistas que llegan a diario a sus principales aeropuertos, es el Monte Kinabalu, conocido por los habitantes locales como “Gunung Kinabalu”, y famoso en el resto del continente por ser una de las montañas más grandes dentro de todas las que se encuentran en el sudeste del continente asiático.

Además, se debe tener en cuenta que Monte Kinabalu forma parte del Parque Nacional de Kinabalu, el que es conocido por haber sido declarado, por parte de la UNESCO, como Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. El mismo ocupa buena parte del estado de Sabah, situado en Malasia Oriental, que ocupa la zona septentrional de Borneo, en el trópico.

De hecho, este monte, que tiene una altura total superior a los 4.000 metros sobre el nivel del mar, es la mayor de la región conocida como Insulindia, y es común que personas de todo el mundo se acerquen a sus inmediaciones para escalarlo. De hecho, fue escalado por primera vez en 1851 por el inglés Hugh Low, quien le dio su nombre a la cumbre, la cual es conocida como Low en la actualidad.

De la misma forma, este explorador aprovechó su viaje para recoger una enorme cantidad de muestras vegetales que concentraron la atención científica mundial en dicha formación y sus especies, logrando a partir de allí que especialistas de todo el mundo se acercaran al lugar, con la intención de obtener más información.

Otra característica notoria de este sitio está relacionada, en tanto, con sus pisos términos, los que le permiten al monte presentar hasta cuatro hábitats en total. De hecho, podemos encontrarnos con algunos como los bosques lluviosos tropicales, además de los bosques tropicales de montaña, y los bosques con matorrales de hojas perennes, que hacen de su recorrido, uno realmente imperdible.