Morella-CastilloHoy tengo el placer de hablaros de un pueblo llamado Morella. Está situado en la provincia de Castellón, en plena Sierra de Maestrazgo. Es un pueblo medieval, amurallado que evoca a tiempos remotos. Está a menos de una hora de Peñiscola, por lo que si estáis de vacaciones por allí merece la pena pasar un día en este municipio.

Cuando llegué al pueblo lo primero que hice fue pasear por la Calle Mayor, tiene un encanto especial, podrás ver diferentes tiendecitas, restaurantes, bares. Es el centro neurálgico del pueblo. En esta calle está situado el ayuntamiento, el cual tiene un estilo gótico. Fue construido en el s. XV.

El Castillo es un elemento representativo de Morella, fue construido en el s. XIII. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931. Actualmente puede visitarse, se accede a él a través del Convento de San Francisco. La visita al mismo está muy señalizada con diferentes carteles, además de pequeños relatos históricos informativos que te hacen entender y disfrutar más del Castillo. Aprovechad el camino, es cierto que hay muchas escaleras, pero podéis parar para hacer fotos y disfrutar de las vistas que son maravillosas, una vez que estás arriba del todo.

La Iglesia Basílica de Santa María la Mayor no te deja indiferente, nada más entrar ya puedes deleitar las dos puertas de la entrada, la de los Apóstoles y la de las Vírgenes, se puede observar una talla excepcional. La iglesia es de estilo gótico, aunque en el interior también existe un cierto estilo barroco. Una de sus muchas joyas es el órgano de Francisco Turull.

Por último, el Convento de San Francisco mencionado anteriormente, por ser la entrada al Castillo, es de visita obligada por su gran belleza y riqueza artística. Una de las cosas más significativas es la sala capitular ya que cuenta con una pintura muy importante “La Danza de la Muerte” del s. XV.

 

Imagen: turismoruralcastellon