El espectacular Parque Nacional Canaima es uno de los principales centros turísticos naturales que podemos encontrar en Sudamérica, teniendo en cuenta que se encuentra ubicado en el Estado Bolívar, de Venezuela, siendo inaugurado al público en junio de 1962, y destacado como Patrimonio de la Humanidad, por parte de la UNESCO, en el año 1994.

Este territorio, que abarca unos 30.000 kilómetros cuadrados, y le permite a Venezuela compartir fronteras allí mismo con Guyana y el norte de Brasil, le permite al Parque Nacional Canaima se considerado el sexto parque de este tipo más grande del mundo, y tampoco es un dato menor el hecho de que dos tercios de su superficie se encuentran ocupados por mesetas de roca llamadas “tepuyes”, muy características del lugar.

De hecho, se suele considerar que se trata de un medio biológico único, uno de los principales motivos por los cuales se produce un gran interés por parte de geólogos, en particular, y científicos, a rasgos generales, que llegan durante todo el año al lugar, a observar sitios como por ejemplo el Salto Ángel, que es la caída de agua más elevada del mundo, a 1.002 metros de altura sobre el nivel del mar.

Otra de las curiosidades de este parque tiene que ver directamente con que para que sea más sencillo visitarlo, el mismo se divide en dos sectores, el occidental y el oriental. En el primero de ellos podemos destacar sitios como la Laguna de Canaima, los saltos de El Sapo, El Sapito y el Yuri, el Poblado Indígena de Kamarata, y las Islas Orquídeas y Ratón.

Del lado oriental, mientras tanto, podemos señalar sitios como La Piedra de La Virgen, el Monumento al Soldado Pionero, la Comunidad Indígena San Francisco de Yuruaní, la Comunidad Indígena Paraitepui de Roraima, la Quebrada de Pacheco, el Puente Río Kukenán, los Rápidos de Kamoirán o también la Misión de Kavanayen.