Conocido en inglés como “Philadelphia Museum of Art”, este museo de arte es uno de los más famosos no sólo de Estados Unidos, sino del resto del mundo, por la impresionante cantidad de elementos históricos artísticos que se encuentran en su interior, y la trascendencia que muchos de ellos han tenido a lo largo de la conformación de este país como tal, conforme el paso de los años.

Ubicado al oeste del Benjamin Franklin Parkway en el Fairmount Park de Filadelfia, este espacio cultural fue creado en el año 1876, aunque entonces estaba ligado a la “Exposición del Centenario” que se realizaba a lo largo de todo el territorio norteamericano, en un nuevo recuerdo de su independencia, aunque en verdad allí nació el espíritu actual del museo.

Llamado nativamente “Pennsylvania Museum and School of Industrial Art”, muchos de sus elementos originales tienen que ver con la influencia que produjo sobre su creación el Museo de South Kensington, de Londres, abriendo sus puertas en mayo de 1877. sin embargo, el museo actual, con su edificio, no comenzó a ser construido sino hasta el año 1919, siendo una obra, en estilo griego moderno, de Horace Trumbauer.

El Museo, que actualmente cuenta con más de 225.000 objetos, muchos de ellos dedicados a las galerías de arte egipcio, griego o romano, lo que le convierten en uno de los centros de este tipo más visitados alrededor de todo el mundo, aumentando notablemente las entradas cuando se presentan exposiciones itinerantes, como las de Paul Cézanne, en 1996, o la de Salvador Dalí, en 2005.

Finalmente, uno de los aspectos más característicos del Museo de Arte de Filadelfia, tiene que ver con que allí se incluye buena parte de la colección de armaduras de Carl Otto Kretzschmar von Kienbusch, la que fue legada al recinto de manos del propio coleccionistas en el año 1976, al cumplirse el bicentenario de la independencia de Estados Unidos.