Ni comprar, ni cocinar, ni limpiar… tampoco taxis… tampoco aglomeraciones de turistas…tan solo disfrutar y dejarse llevar a través de un paisaje cambiante a bordo de un bello crucero que parece robado de una antigua marina, todo el azul alrededor y todas las comodidades en el barco.

Este viaje es a escala humana, con cantidad de pasajeros reducida, los destinos personalizados y el gran porte de los barcos que asegura privacidad y un ambiente informal ¡ahora es posible! un gran navío despejado de las multitudes habituales, donde poder socializar con personas que han elegido navegar tu mismo destino… Grecia.

 

A bordo de Altamar, yates y cruceros, la diversión no disminuye, disminuye la aglomeración de molestos pasajeros. Fiestas, cenas con el Capitán y un servicio de media pensión que permite disfrutar sin ser interrumpido, contando con la posibilidad de recorrer un archipiélago de 6.000 islas y una costa de 7.500km de bahías, acantilados, playas de piedra y arena, cuevas, estuarios, calas, suelos volcánicos y toda la variedad natural a orillas del mar.

Cada día se anuncia el arribo a una isla o costa, sus posibilidades de exploración, excursiones y alternativas de gozo cotidiano, como barbacoas en la playa, pezca, buceo y natación en lugares paradisíacos elegidos… Los destinos dentro del archipiélago griego son variados y los eliges tu: Mar Egeo Norte, Evia, Argo-Sardónicas, Espóradas, Cícladas, Creta, Dodecaneso e Islas del Jónico esperan tu arribo en estos cruceros de fantasía.

Y se ha dicho, recuerda “Si el mar tiene una patria, es sin duda Grecia

 

Via:www.altamaryates.com