Nueva York casas

Si hablamos del mercado inmobiliario en todo el mundo, es evidente que uno de los más importantes se encuentra directamente asentado en la ciudad de Nueva York. Allí existen cientos de posibilidades de alojamiento para los turistas, pero aunque no lo creas, la que más viene creciendo en los últimos tiempos tiene que ver con los inquilinos que se quedan en casas particulares.

Básicamente, lo que sucede es que miles de residentes de la ciudad están usando sitios en Internet como Airbnb.com (ver enlace), en los que pueden ofrecer sus habitaciones, apartamentos o casas, por costos muy inferiores a los que tiene un hotel en Nueva York. Incluso, muchos de ellos están mejor ubicados y son más cómodos para los turistas, que no dudan en pactar con la gente para hacerse con este servicio.

Con precios tan bajos como 35 dólares la noche, se trata de una práctica que las actuales leyes norteamericanas no califican como ilegal, pero a día de hoy es impresionante la fuerza que están haciendo los hoteles y complejos turísticos para que la situación cambie, pues están perdiendo muchísimo dinero que antes les quedaba.

Obviamente, para quienes alquilan algún dormitorio de su casa, se trata de una solución maravillosa. Por un lado, conocen a gentes de todo el mundo dispuestas a pasarla bien en una gran ciudad, y por otro, claro, los turistas siempre van a pagar un precio más alto que un ciudadano local, incluso cuando éste valor sea para ellos mucho más bajo que alquilar un hotel.

Hay que destacar, en este sentido, que otros sitios semejantes como flipkey.com, couchsurfer.com y housetrip.com cubren una necesidad en una ciudad en la que las habitaciones de hotel promedian los 275 dólares la noche; por el lado de los turistas. También, en cuanto a los dueños, les facilita llegar a fin de mes de una forma sencilla, así que el negocio camina, a pesar de los dueños de los hoteles.