Entre todos los sitios interesantes que nos ofrece Montevideo, la capital uruguaya, uno de los que nunca podemos dejar de visitar es el barrio de Parque Rodó, que toma el nombre del impresionante espacio verde que ocupa la mayor parte de su territorio, y que se ha convertido, con el correr de los años, en un punto de encuentro muy importante para los residentes locales.

De hecho, desde su creación, el Parque Rodó se encuentra en una zona privilegiada de la ciudad, a pocos minutos del centro de Montevideo, y junto a la costa del Río de la Plata. Algunos de los sitios que podemos encontrar en sus cercanías son, por ejemplo la Playa Ramírez, el Teatro de Verano, denominado Ramón Collazo, y también el ex Parque Hotel y actual edificio sede del Mercosur, además de los elementos propiamente pertenecientes al parque.

En cuanto a la historia del recinto debemos decir que los juegos del Parque Rodó comenzaron a ser utilizados allá por el año 1889, cuando se llevó a Uruguay la primera montaña rusa de su historia, la cual obviamente causó toda una revolución en la sociedad local, y posteriormente sucedió algo semejante con las primeras calesitas, y demás elementos que dieron el puntapié inicial para la instalación de nuevas plataformas.

En ese entonces, el Parque Rodó era conocido con el nombre de Parque Urbano, y ya a comienzos del siglo pasado se construyó en su interior impresionante lago artificial, mientras que con el tiempo fueron apareciendo más juegos, locales gastronómicos, y otros recintos que hoy completan una oferta turística realmente interesante.

De hecho, actualmente el Gran Premio de Montevideo de automovilismo se disputa en este barrio sobre la rambla, rodeando las canteras y el parque, mientras que en las inmediaciones del lugar también se encuentra el estadio del club de fútbol Defensor Sporting, por lo que se trata de un centro recreacional de los más importantes que ofrece la capital uruguaya.