turismo catástrofe

En algún momento habíamos hablado en este sitio acerca de los diferentes tipos de turismo que se desarrollan en varios momentos en todo el mundo. Ahora, cuando la naturaleza comienza a quejarse del accionar del hombre mediante distintos problemas ambientales y desastres naturales, se ha puesto de moda lo que los especialistas denominan el “turismo catástrofe”.

El caso es que si bien a uno nunca se le hubiera ocurrido que hubiera personas dispuestas a obtener una ganancia a partir de desastres naturales que cuestan la vida a miles de humanos, incluso en ocasiones son los propios Gobiernos los que alientan este tipo de actividades, ya que se trata de un turismo altamente costoso que les permite obtener ganancias para comenzar a recuperarse luego de esas situaciones.

Como los especialistas en la materia señalan, si bien está claro que la atracción para algunos es puramente mórbida, también los hay quienes buscan compartir el dolor y figurarse lo impensable. De hecho, muchas de las personas que viajan en principio para realizar este tipo de turismo, luego son de las más implicadas en las tareas de rescate y ayuda, así que hay turistas buenos y malos, como en cualquier tipo de turismo.

Sin embargo, como muchos tipos de turismo se han desarrollado desde pequeños emprendimientos y no se pueden ajustar a una aparición determinada, el caso del turismo catastrófico es diferente, ya que los expertos en la materia señalan que se oyó hablar por primera vez de éste cuando
donde una ola gigantesca arrasó en Japón el 11 de marzo de 2011, todo lo que encontraba a su paso, dejando más de 180.000 muertos.

Desde ese momento y hasta ahora, el turismo catastrófico lamentablemente ha permitido que tuviéramos muchas citas en todo el mundo para conocerlo, y aunque está claro que no es el más popular dentro de estas actividades de ocio, no hay quienes no consideren que se trata de una industria en pleno crecimiento.