En estos momentos estoy en Serramanna. Un pueblecito del Sur de la isla de Sardegna. Por eso, el teclado italiano me impide poner al derecho las tildes.

He llegado el miércoles de la semana pasada y me he llevado una muy grata sorpresa.

Se trata de una isla bastante grande que tan solo cuenta con un millòn y medio de habitantes; por eso, sus parajes son vìrgenes, verdes y vivos.

Cagliari, la capital, està al Sur, y Sassari, la segunda ciudad, al norte; en la otra punta. Ambas son dignas de visita y si viajàis en coche, es muy fàcil ya que solo las separan 215 Kilòmetros.

Cagliari cuenta con infinidad de atractivos para pasar unos dìas de lo màs agradable. Museos, comercio, calles llenas de gente paseando… su arquitectura es muy ornamentada y colorida y ademàs, los precios a pie de calle son bastante accesibles en comparaciòn con otros puntos de Italia.

La playa de Cagliari se llama Poetto. Es grande, ancha, de agua transparente y mareas calmadas. Todo un ejemplo de playa mediterrànea. Hay infinidad de puestos para picar y beber algo durante el dìa y pasar una noche agradable en verano. Numerosos conciertos en plena playa son posibles gracias a estos locales. En estos pocos dìas aquì, he podido asistir a dos conciertos de reggae y uno de Jazz. Un ambiente estupendo.

Uno de los monumentos màs vistosos y céntricos es el bastione de San Remy:

Con una vista formidable de la ciudad desde arriba; es uno de los puntos de reuniòn de los jòvenes skaters y de los amantes de las terrazas al aire libre. Hay un bar precioso abierto dìa y parte de la noche.

Hay que subir algunas escaleras para llegar arriba. Para los màs perezosos hay un ascensor.

A partir de esta plaza, “Piazza Costituzione“, inicia un gran paseo turìstico por el “Quartiere di castello“, el barrio màs emblemàtico de Cagliari.

A la derecha, la “Passeggiata Coperta” un paseo actualmente utilizado para espectàculos y muestras artìsticas.

A la izquierda, la calle de la universidad, con el “Palazzo dell’università” al fondo, del 1605 aproximadamente:

Casi de frente, encontramos la “Torre dell’elefante“:

Construida por Pisano en el 1307 bajo el proyecto del arquitecto Cagliariano Giovani Capula. Bloques de piedra blanca, 30 metros de altura para avistar al enemigo y una puerta original por la que se accedìa antiguamente a la cuidad medieval. Dentro, la estatuilla del elefante que da nombre a la torre; sobre un pedestal de 10 metros de altura.

Entrando al interno del muro medieval, encontramos a la derecha la iglesia de “San Giuseppe” y la la izquierda la calle de la “Santa Croce“, con unas vistas a la cuidad increìbles. Esta iglesia fue construìda por los “spagnoli” sobre el 1661, sobre una antigua sinigoga.

Si continuamos esta calle, al final encontramos un menudo arco que nos lleva a un pòrtico que a su vez desemboca en la preciosa “Santa Marìa del monte” del 1591. Màs adelante, a la izquierda, la maravillosa Satedral de Cagliari: “Cattedrale di Santa Maria” :

Su estilo es el inconfundible romànico pisano, aunque con algunos pastiches barrocos posteriores.

En la cripta se conservan algunas reliquias.

Esto es una introducciòn a la capital. En pròximas entradas os hablaré de los pueblos, de las playas, de la gente…

Un paraìso.

 

1 Comentario

  1. quiero saber como puedo buscar personas que estubieron en el festibal 1998 en santa elena con la delegacion de argentina