Muchas veces hemos tenido que esperar más de la cuenta en los aeropuertos pasando hambre, frío y sueño. Pues bien… alguien seguramente debe haber padecido bastante las consecuencias de un retraso aéreo, ya que se le ha ocurrido diseñar estas novedosas y futuristas camas.

Se trata de “Nemorelaxer“. Son pequeños compartimentos individuales… (si, has leído bien… individuales) en los cuales se puede reclinar el asiento. Por supuesto cuenta con comodidades como calefacción, están completamente aisladas de sonido y como no podía ser de otra manera, dispone de una pantalla táctil para funciones multimedia.

Cabe destacar que estas maravillas tecnológicas estarán en salas especialmente acondicionadas en los aeropuertos donde se pondrá un servicio de guardaequipaje y despertador para poder tomar el avión a tiempo.

Esperemos que las Nemorelaxer lleguen pronto a todas las estaciones aéreas. Sería una buena noticia para los que hemos sufrido por no tener a nuestra disposición un aparato como estos cuando un vuelo tiene muchas horas de retraso o estamos haciendo una larga escala y no disponemos de un sitio agradable para descansar.

Vía│edreams