Sevilla, fiel a su tradición festiva, sobre todo de carácter religioso, recorre con intensidad multitud de momentos entrañables, reunidos en festejos de muy diversa índole.

Tras las fiestas de Carnaval, que no han tenido demasiado arraigo en Sevilla, a pesar de los intentos de recuperación, comienza la Cuaresma, que es la preparación a la Semana Santa…

jesus

Como tu sabes, la Semana Santa es una festividad movible, que va en relación a las fases lunares, haciendo coincidir el Viernes Santo con la Luna llena.

Las representaciones artísticas sobre la Resurrección, en Sevilla, vienen del siglo XVI. La Hermandad de la Soledad, entre otras, solicitó a Jerónimo Hernández la talla de Jesús Resucitado que actualmente se encuentra en la Iglesia parroquial de Gines (Sevilla), otra del mismo autor, de estilo manierista, puede contemplarse en la Capilla de la Corporación en la parroquia de la Magdalena.

La Catedral de Sevilla 130 metros de longitud, 76 metros de anchura y sus 68 bóvedas, la convierten en el cuarto mayor templo de la cristiandad, solo superado en tamaño por el propio San Pablo de Roma, San Pablo de Londres y la catedral de Abidján.
Las obras estructurales comenzaron en 1402, y se prolongan hasta el 1519. Conserva de la antigua mezquita su minarete de cerca de 100 mts. de altura conocido como La Guiralda.

En 1910 hubo una impresionante procesión con una imagen de Jesús Resucitado que salía de San Esteban, haciendo estación a la Catedral, acompañado por la Virgen de la Luz… entre flores y palomas blancas.

La gran tradición de procesiones floridas en Semana Santa, acompañadas de imágenes de gran valor histórico y artístico, hace de esta celebración religiosa un espectáculo digno de ser visto y el mejor lugar donde pasar este conmovedor momento del año.

Si hay un lugar en la tierra donde no debe haber duda de que Cristo resucitó, es en Sevilla.