horta

Aunque el local no tiene nombre ya que sólo tiene un cartel que indica “Ristoro – Refreshment“, ya hace varios meses que está en funcionamiento.

Se trata de una cafetería ubicada en la azotea de la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano y evidentemente no ha tenido mucha promoción ya que ni siquiera gran parte de los empleados y funcionarios de la Santa Sede sabían de su existencia hasta que se dió a conocer en la portada de un reconocido periódico italiano.

Desde la exquisita terraza de la iglesia cristiana más grande del mundo, ubicada en la cúpula diseñada por Miguel Ángel, el local brinda una increíble vista de la ciudad y en el horizonte puede observarse el Río Tiber.

horta

Y como es de esperar, en este ambiente discreto y celestial donde se respira un aire de espiritualidad, existen algunas normas que van en consonancia con el lugar, como por ejemplo consumir los productos antes de continuar con la visita y el no expendio de bebidas alcohólicas.

La posibilidad de tomar un refresco o un café en un espacio que invita a la meditación constituye un verdadero lujo para todo turista que visite la Ciudad Papal.

Vía: turismoeuropeo.welcometospain.net (LA WEB NO ESTÁ DISPONIBLE)