- patrocinador -

uneuro.jpgViajar a algún destino nevado durante el invierno, es una opción muy frecuente en nuestro país y también una buena alternativa para las familias con niños, debido al potencial de entretenimiento que tienen las pistas de esquí.

Sin embargo, los gastos se disparan entre el alquiler del material, las clases particulares, el forfait, etc. Todo ello sumado a los gastos más básicos, como son el transporte y el hotel.

A continuación se presentan 10 consejos para que las vacaciones resulten lo más baratas posibles:

  • Reservar ya. Diversas compañías hotelereas o de viajes ofrecen descuentos si las reservas se hacen antes de noviembre.
  • Elegir fecha. En épocas en las que normalmente hay más nieve, resulta más caro viajar, como por ejemplo en fin de año. Por ello, si no hay una fecha estríctamente marcada, es más recomendable viajar fuera de puentes y fiestas destacadas y llegando al final de la temporada (aunque el inconveniente de esta última opción es que la nieve no será de una calidad tan buena).
  • Evitar los fines de semana. Los precios de un fin de semana en temporada de esquí pueden ser el doble de lo que lo son entre semana, por lo que ir de lunes a jueves puede convertirse en una buena opción para aquellos que dispongan de tiempo libre.
  • Buscar la estación más barata. Las diversas estaciones de esquí pueden ofrecer descuentos y algún tipo de promoción que puede ser beneficiosa dependiendo de las circunstancias. Estar atento a lo que ofrece cada una puede ser un buen método de ahorro.
  • Niños gratis. En algunas estaciones, la entrada de los niños puede ser gratis o el uso de los telecabina. Es una buena opción a tener en cuenta puesto que si se va a utilizar más de un día puede ser un descuento importante al final de las vacaciones, y si viajan muchos niños, todavía más.
  • Niños vuelan gratis. En caso de desplazarse en avión, se puede comprobar si en alguna compañía aérea los niños viajan grátis
  • Descuentos para jóvenes. Tanto en las estaciones como si la estancia es en algún tipo de albergue, se puede consultar si se hacen descuentos a jóvenes.
  • Transporte bajo coste. Infórmate de los precios de los vuelos de bajo coste o de transporte por carretera que resulte más barato (como el autobús) o cualquier tipo de promoción para desplazarse hasta el lugar.
  • Alquiler del equipamiento. Antes de viajar, comprueba las tarifas de alquiler del equipamiento de esquí o snowboard. Puede ser una característica a tener en cuenta en el momento de elegir el destino.
  • Alojamiento. Se pueden barajar diferentes posibilidades de alojamiento que pueden ser más baratas que un hotel: albergues, campings, etc.

Vía: msnbc

- patrocinador -